Cómo preservar y cuidar

Tus Joyas

Instrucciones para preservar tus joyas

  1. Mantén tu joya en su caja original mientras no la lleves puesta.
  2. Cuando vayas a llevarla, asegúrate primero de que la joya y tus manos no están húmedas. Sécalas bien ANTES de ponértela.
  3. Aplica tus cremas y perfumes ANTES de ponerte tu joya. Asegúrate de que la piel ha absorbido todo por completo ANTES de ponértela.
  4. Retira tus joyas para dormir, ducharte, bañarte, hacer deporte y sauna (el cloro del agua, el salitre del mar, el pH de tu sudor… etc, dañan el metal y las piedras). Cualquier actividad que realices que pueda humedecer, mojar o rozar de forma agresiva la joya, pondrá en riesgo la misma.

Cómo limpiar tus joyas

Plata y oro

Para las joyas que son enteramente de plata y oro (sin baños de otros metales), lava suavemente tu joya con agua templada con jabón de pH neutro, sécala bien y sácale brillo con el paño de joyería que incluimos en tu pedido.

Cobre

El paso final en nuestro proceso antes de enviar tu joya es aplicar una capa de protección que ayudará a que la joya se vea bonita y brillante por más tiempo, pero hay que tener en cuenta las características naturales de los metales; en este caso, el cobre se oscurece con el tiempo y el contacto con el oxígeno, y con el tiempo puede adquirir una pátina que hace que la joya parezca opaca y pierda brillo. Debido a esto, puede llegar a manchar la piel. Con el uso, el roce con la piel, etc, ésta capa se perderá con el tiempo (este tiempo puede variar según el pH de la piel, costumbres de uso y cuidado, etc).

Para mantener tu joya brillante y limpia, frótala suavemente con el paño de limpieza de joyería que incluimos en nuestro packagingPara una limpieza más profunda, sumerge por completo tu joya en un vaso de cristal con vinagre durante 10 min. Aclara con agua, seca y frota con el paño. Asegúrate de secar bien toda la joya para asegurar el brillo por más tiempo.

Baños de plata y oro

En el caso de las joyas de cobre con baño de oro 18/24k ó de plata 999, puedes realizar el mismo procedimiento que el anterior, pero sumerje tu joya con agua templada con jabón de pH neutro en lugar de vinagre. Realiza el proceso con cuidado para prolongar el baño todo lo posible.

¡Y recuerda…!

Los baños no duran para siempre; el estado de tu joya dependerá de cómo la guardes, limpies, cuides y del pH de tu piel. Seguir estas instrucciones ayudará a que tus joyas se vean bonitas durante más tiempo.

¿Quieres personalizar alguna pieza?

Si deseas que te personalicemos alguna pieza que esté fuera de stock, ponte en contacto con nosotras.

12 + 11 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies